Para una mejor salud pública

Desde el punto de vista del origen de los fondos con que se financia, el sistema de salud en Chile es mixto: hay fondos públicos (FONASA) y privados (ISAPRES). Sin embargo, la relación entre ambos es desproporcionada: el 77 por ciento de la población se atiende por FONASA y sólo el 15 por ciento vía ISAPRES. Además de atender a la inmensa mayoría de la población, el sector estatal exhibe un conjunto de problemas. Estos son de distinto carácter: de diseño institucional y gobernanza, financiamiento, gestión, etc. En un esfuerzo conjunto, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile y el CEP han diagnosticado esos problemas y propuesto soluciones para un mejor sistema estatal de salud.

•La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile y el CEP presentaron propuestas para mejorar los servicios de salud que entrega el Estado. Los principales usuarios de estos servicios son los beneficiarios del Fondo Nacional de Salud (FONASA).

•Se trata de Propuestas de modernización del sector estatal de prestadores de salud. Abarcan tres áreas:
–Organización y gobierno del sistema de salud en general. Aquí las preguntas son: ¿Quiénes están a cargo de dictar y vigilar las reglas en salud, que impactan tanto al sector estatal como el privado? ¿Cómo se relacionan las instituciones que dan servicios de salud estatal?, entre otras.
–Financiamiento. ¿Quién y cómo entrega la plata a quién en las instituciones del Estado?
–Modelo de atención. ¿Cómo reciben los pacientes la atención que necesitan en el esquema estatal?

•Cada una de estas áreas con su diagnóstico y propuestas de mejora, será materia de las próximas publicaciones. En ésta, partiremos por mostrar la arquitectura del sistema de salud estatal y algunos datos básicos para entender su funcionamiento.

•Muchos de esos datos son preocupantes. Esta preocupación nos llevó a emprender la tarea que aquí presentamos. Inmediatamente, una introducción general. En futuras entradas, el detalle.