Patria: perdón y olvido

Patria, de Fernando Aramburú, es de esos libros que se devoran. Esta fascinante novela relata, a través de la historia de dos familias, cómo vivieron y sufrieron los españoles y en especial, los vascos, la violencia de la ETA, grupo terrorista que recién en mayo pasado anunció su completa disolución.

Patria[1] es de esos libros que cuando se empiezan a leer no se quieren soltar mientras no se haya terminado. Me lo leí en un fin de semana. La novela del escritor vasco Fernando Aramburu, nacido en San Sebastián en 1959, fue el más vendido en España en 2017 y la historia se usará para hacer la primera serie de HBO de España, lo cual nos habla de su éxito, sin contabilizar que ya ha superado el millón de copias vendidas.

El 3 de mayo pasado, la ETA anunció su completa disolución, “sin lograr ninguno de sus objetivos políticos: el derecho a la autodeterminación y la unión del País Vasco y Navarra”, como señaló el diario El País de España, y “sin lograr como pretendía, algún acuerdo de paz por presos”.

La trama del libro se inicia alrededor del  20 de octubre de 2011 cuando ETA declara el cese del fuego y el fin de sus acciones terroristas. En sus casi 60 años de vida deja atrás una historia de atentados, secuestros y extorsiones que se tradujeron en cerca de 900 muertos, cientos de heridos y miles de víctimas de la violencia por lado y lado.

La acción abarca tres décadas, desde mediados de los años 80, relatando la historia de dos familias en un pequeño pueblo cercano a San Sebastián, que eran muy amigas, pero que se fueron distanciando por razones políticas. Desde el principio, sabemos que el asesinato de Txato, el padre de una de ellas, probablemente fue cometido por Joxe Mari, el hijo de la otra, joven militante de ETA.

La novela es una historia sobre la incapacidad de perdonar y olvidar, sobre el desencanto  y el sinsentido de la violencia que destruyó a miles de familias muy parecidas a las protagonistas. Las palabras de Joxe Mari, quien lleva 17 de sus 43 años preso por terrorismo no pueden ser más reveladoras. “Después de tanta sangre, ni socialismo, ni independencia, ni pollas en vinagre… Abrigaba la convicción de haber sido víctima de una estafa”, reflexiona cuando en su celda decide abandonar la ETA en el momento en que se entera que ésta dejó la lucha armada, aunque su desilusión ya había empezado mucho antes.

Entrevistado por su libro, Aramburu señaló que su voluntad había sido escribir una novela global sobre esos convulsos años en España. No cabe duda que lo cumplió. Pero como todo buen libro va más allá y su historia se vuelve universal, pues nos hace pensar sobre la crisis que vivió Chile a partir de los 70, las heridas que aún no sanan y las marcas que perdurarán en el recuerdo de muchos de los que vivieron la dictadura militar y el retorno a la democracia en los años 90.

 

[1] Aramburu, F., 2017, Patria, Argentina: Tusquets editores