Archivo del autor: Estéfano Rubio

Una metaética: en búsqueda de la ética menos pecadora

¿Qué es lo que convierte en ciertas las creencias de cada uno? ¿Por qué el Catolicismo debiera ser más cierto que el Islam o que el Budismo o que los dioses griegos, y viceversa? ¿Por qué el Liberalismo o el Igualitarismo o el Utilitarismo u otros enfoques de filosofía moral debieran ser los correctos para guiar las políticas públicas de una nación? Ciertamente uno es libre de creer en lo que quiera, y si uno quiere creer en el politeísmo o rezar en dirección a la Meca o ir a la iglesia todos los domingos es cosa de cada uno, porque las consecuencias de esos actos tienen repercusiones sólo en nosotros mismo. Sin embargo, cuando uno se enfrenta a tomar decisiones con respecto a lo público, lo cual nos pertenece a todos, las creencias que guiarán estas decisiones ejercerán consecuencias en todo el resto de la sociedad. Cada ideología se sustenta en supuestos no comprobables, y es nuestra creencia en éstos lo que nos termina convirtiendo en sus feligreses. Así, nuestra fidelidad a los distintos enfoques de filosofía moral no termina siendo muy distinta a la religión que escogemos: nos basamos en la fe de sus supuestos fundamentales. Esto es lo que llamo el pecado original de las creencias, y cometerlo será lo que definirá si terminaremos viviendo en un infierno o en un paraíso.